23 de febrero de 2016

Marinovic, del fútbol regional a luchar por estar en el Mundial.

Posted By: Marisa Belèn Repetto - febrero 23, 2016

Los aficionados que asisten a los encuentros de fútbol semiprofesional no esperan ver el brillo y los flashes habituales de los partidos de élite. En su lugar, se ilusionan con los rostros menos conocidos de quienes representan a su equipo y luchan por cada punto con entrega y pasión.

Por eso, tener la posibilidad de disfrutar de un jugador que dentro de pocos meses estará casi con toda seguridad disputando los clasificatorios para la Copa Mundial de la FIFA™ es, sin duda, algo extraordinario. Y éste es el caso del SpVgg Unterhaching, un club de la cuarta división alemana.
Marinovic

Stefan Marinovic, de 24 años, defiende su arco y es el guardameta internacional del combinado nacional de Nueva Zelanda. Debutó con los kiwis en marzo de 2015 en un amistoso contra la República de Corea, y ha sido el portero titular en todos los partidos que ha jugado su selección en los últimos once meses. "Fue fantástico. En aquel momento no esperaba llegar y empezar a jugar de inmediato", reconoce feliz este arquero de Auckland a FIFA.com. "Representar a tu país siempre es algo especial", señala.

Después de pasar por las categorías inferiores neozelandesas, Marinovic puso rumbo a Europa para convertirse en futbolista profesional. Tras su etapa en el Wehen-Wiesbaden se trasladó a los alrededores de Múnich, pero no había logrado hasta ahora dar el salto al combinado absoluto neozelandés. Por eso la llamada de la selección le pilló un poco por sorpresa. El nuevo seleccionador, Anthony Hudson, que ocupa el cargo desde agosto de 2014, se encuentra en estos momentos construyendo el equipo y rejuveneciéndolo en el proceso. "La federación quiere mirar al futuro. El nuevo técnico ha procurado crear una imagen y formar un equipo que pueda trabajar unido muchos años". Y este cancerbero de 1,92 m de estatura ha encajado perfectamente en el proyecto.

Mar de dudas.
Pese a jugar en una liga regional de Alemania, el cuerpo técnico nunca le perdió la pista. De hecho, el entrenador de porteros fue el encargado de establecer una primera toma de contacto con él unos meses antes de su debut. "No esperaba que me convocaran tan pronto. Estaban encantados conmigo y con los vídeos que habían visto de mi trabajo", explica. Y, a partir de ese momento, todo sucedió muy rápidamente: una llamada, una semana concentrado con la selección y primera titularidad.

Sin embargo, un año antes, Marinovic había estado a punto de colgar los guantes. Después de haber probado en grandes clubes como el Everton, el Schalke 04 o el Hamburgo SV, donde nunca obtuvo una respuesta positiva, su carrera se estancó en las divisiones inferiores de Alemania y en equipos de los alrededores de Múnich.

"Hubo momentos en los que estuve a punto de dejar el fútbol. No veía nada seguro, ni en el segundo equipo del 1860 [ndlr: Múnich] ni en el Ismaning. También hubo épocas en las que estuve sin club, y fue entonces cuando empecé a darle vueltas a mi situación, porque tenía 22 o 23 años y ya era hora de empezar a ganar un sueldo en condiciones. Pensé que quizá debía cambiar de profesión", recuerda acerca de los malos momentos este futbolista afincado en Alemania desde hace siete años. En julio de 2014, Marinovic se mudó al sur de Múnich, concretamente a Unterhaching. Empezó como arquero suplente, pero cuando su compañero y rival bajo palos abandonó el equipo, Marinovic pasó a ser titular. "Era mi última bala, y di en el centro de la diana".

Su constancia en el arco de un club que militó en su día en la Bundesliga le valió su primer partido con la selección neozelandesa. ¿Cree haber aprovechado su oportunidad? "Sí, claramente", responde el guardameta con una sonrisa de oreja a oreja. Y los números le avalan: apenas dos goles concedidos en tres encuentros, innumerables paradas de mérito y un penal detenido en el choque contra República de Corea. Su confianza en sí mismo se disparó y ha continuado creciendo en los últimos meses.

Confiado en su regreso a la palestra internacional.
Marinovic confía en seguir acudiendo a las citas con su selección. Pero ¿qué más puede hacer en Alemania para que el cuerpo técnico kiwi mantenga su confianza en él? "Creo que ya he hecho mucho al respecto", vuelve a sonreír y alude a su actuación y a la de su equipo en la campaña actual de la Copa de Alemania. No en vano, el equipo semiprofesional del Unterhaching alcanzó la tercera ronda del torneo, dejando en la cuneta a un rival de la Bundesliga y a otro de segunda división.

El portero contribuyó en buena medida en esta formidable hazaña.
De modo que Marinovic está listo para emprender grandes desafíos, y en el horizonte asoman nada menos que la fase de clasificación para la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™ y la Copa FIFA Confederaciones Rusia 2017. "Todo lo que hago en estos momentos está enfocado a esos objetivos. Mi deseo es llegar en plena forma al final de la temporada y ganarme así un puesto en esos partidos. Quiero ser el arquero titular".

Y es que Marinovic anhela volver al lugar que un día ocupó en la palestra internacional. En 2011 representó a su país en la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA celebrada en Colombia, donde también dejó buenas impresiones y atajó un penal. "Era la primera vez jugaba ante más de 30.000 personas. Era todo nuevo, parecía fútbol profesional. Lo recuerdo como un sueño", rememora acerca de un torneo en el que su equipo estuvo muy cerca de superar la fase de grupos.

Es lógico, por tanto, que Marinovic quiera volver a vivir experiencias como aquella. Pero hay un problema: la liga regional alemana no se detiene cuando se disputan partidos de selecciones, porque, como ya hemos apuntado, el número de jugadores internacionales que militan en ella es más bien escaso. De hecho, Marinovic se perdió un encuentro liguero en su último desplazamiento para defender la meta neozelandesa. Eso sí, el club siempre le facilita las cosas para que pueda cumplir su sueño. "Todos me ayudan y me apoyan en el Unterhaching. No pasa nada si me pierdo un partido de liga, es algo que ya hemos hablado", explica.

Así que si todo sale bien, es probable que los hinchas del Unterhaching tengan que renunciar en alguna que otra ocasión a su portero internacional a lo largo de la temporada.
Si te ha gustado el artículo inscribete al feed clicando en la imagen más abajo para tenerte siempre actualizado sobre los nuevos contenidos del blog:

A proposito de Marisa Belèn Repetto

DeporShow es un espacio destinado al estudio del uso del lenguaje y de aspectos narrativos y éticos del periodismo en general, y del periodismo deportivo en particular. Es un blog dedicado a todos los deportes, fundamentos técnicos y táctica. Biografías e Historias de Vida. Ilustrado con fotos y vídeos.

Espero que esta publicación te haya gustado. Si tienes alguna duda, consulta o quieras complementar este post, no dudes en escribir en la zona de comentarios. También puedes visitar Facebook, Twitter, Google +, Linkedin, Instagram, Pinterest e Feedly donde encontrarás información complementaria a este blog. COMPARTILA EN!

0 commentarios:

Publicar un comentario

Copyright © 2015 DeporShow

Designed by Templatezy