27 de febrero de 2012

Maradona, el mejor jugador del siglo: la consagración en Nápoles (1986 - 1990)

Posted By: Marisa Belèn Repetto - febrero 27, 2012

Sus éxitos deportivos se vieron muchas veces empañados por su adicción a las drogas, que lo afectó tanto en su carrera futbolística, a través de las suspensiones impuestas por diversas federaciones futbolísticas, como en su salud, ya que en varias oportunidades debió ser internado en terapia intensiva debido a afecciones relacionadas con sus adicciones. 

Además, se vio involucrado en varios hechos judiciales de diversa índole, entre los que se encuentran el arresto en abril de 1991 por posesión de cocaína y la condena, en 1999, a dos años de prisión en suspenso por agredir a varios fotógrafos con un rifle de aire comprimido en 1994.

La consagración en Nápoles (1986 - 1990).
Al regresar del Mundial, Maradona inició una excelente temporada con el Nápoles. Tras el histórico tercer puesto conseguido la temporada anterior, el equipo se había motivado para superarse. En esa temporada consiguieron el primer scudetto de la institución, y además ganaron la Copa de Italia. Maradona había convertido 10 goles en la Liga y 7 en la Copa, que el Nápoles había conseguido tras ganar los 13 partidos disputados.
Después de conseguir un scudetto y la Copa del Mundo, Maradona se convirtió en uno de los jugadores más importantes del mundo. El empresario Silvio Berlusconi quería incorporarlo al AC Milan, sin embargo Maradona renovó su contrato con el Nápoles hasta 1993, con un sueldo de 5 millones de dólares anuales. 

Durante esa temporada nacerían dos de sus hijos: Diego, el 20 de septiembre de 1986, y Dalma, el 2 de abril de 1987.
En la cuarta temporada, 1987/88, se sumó al plantel Careca, formando la fórmula "MaGiCa" (Maradona, Giordano y Careca). En los primeros 19 partidos el equipo había conseguido el 87% de los puntos, sin embargo a poco del final el desempeño del equipo comenzó a decaer y una derrota decisiva contra el Milán en el San Paolo, por la fecha 29, fue determinante para que ese equipo consiguiera la liga. 

El Nápoles se ubicó en la segunda ubicación, a tres puntos del puntero, y Maradona se consagró como goleador con 15 tantos. Muchos acusaron al equipo de vender el torneo, debido a las presiones de quienes manejaban las apuestas clandestinas. Algunos jugadores, y en especial Maradona,43 fueron relacionados con la camorra, algo que nunca fue probado.

La temporada 1988/89 fue muy exitosa para el Nápoles. Nuevamente consiguieron el segundo puesto en la liga, a 11 puntos del campeón, el Inter de Milán. Sin embargo, el logro más importante llegaría en el plano internacional, al conseguir el primer título internacional del club: la Copa UEFA. 
 La final fue disputada contra el VfB Stuttgart, en el que jugaba Jürgen Klinsmann, los días 3 y 17 de mayo de 1989. El primer partido lo ganó el Nápoles, en el San Paolo, por 2:1, mientras que el segundo finalizó con un empate en tres goles. La alegría también se trasladaría al plano familiar, en mayo de ese año nació su segunda hija: Giannina.

La temporada 1989/90 también fue memorable en la historia del club: el Nápoles conseguiría su segundo scudetto. A dos fechas del final, tanto el Nápoles como el Milan se encontraban en la primera posición con 47 puntos. En esa fecha, la 33º, el Nápoles venció 4:2 al Bologna, mientras que el Milan fue derrotado por 2:1 por el Verona. 

En la última fecha, aunque sólo debían empatar para quedarse con el título, los azzurri vencieron por 1:0 a la Lazio, consiguiendo el scudetto. Maradona fue el tercer goleador del torneo con 16 goles, detrás de Marco Van Basten con 19 y Roberto Baggio con 17. En diciembre de 1990 consiguieron, además, la Supercopa de Italia tras vencer 5:1 a la Juventus.

La Copa del Mundo y su último año en Italia (1990 - 1992)
.
Tras el Mundial de México, la selección argentina no había podido mantener la supremacía futbolística. En la Copa América de 1987 había obtenido el cuarto puesto, mientras que en la de 1989 quedó en tercer lugar. A pesar de esto, la selección había arribado al centro de entrenamiento que utilizaría como base en la Copa Mundial de Fútbol de 1990 en Italia, ubicado en las afueras de Roma, con la intención de repetir la actuación anterior.

El debut fue contra Camerún, el 8 de junio en el estadio Giuseppe Meazza de Milán. A pesar de lo esperado, Argentina cayó por 1:0. La recuperación fue el 13 de junio, contra la Unión Soviética en Nápoles. Gracias a la presencia de Maradona, quien era alentado constantemente por los napolitanos, la selección argentina fue local en el San Paolo y pudo conseguir una victoria por 2:0. 

El tercer partido del grupo, contra Rumania el 18 de junio, se disputó también en Nápoles. El partido finalizó con un empate en un gol, permitiéndole a Argentina clasificar como mejor tercero. En el partido Maradona sufrió un golpe en su tobillo izquierdo que dificultó su juego durante el torneo, ya que tuvo que ser infiltrado en todos los encuentros.

La clasificación de los albicelestes como mejor terceros produjo el encuentro en octavos de final con Brasil. El encuentro, jugado el 24 de junio en Turín, fue dominado ampliamente por Brasil, hasta que en el minuto ochenta Maradona asiste a Claudio Caniggia, quien convierte el gol. 
 Tras la victoria, Argentina venció a Yugoslavia por penales en los cuartos de final, a Italia en Nápoles, también por penales, luego de un empate 1 a 1, en la semifinal y cayó derrotada por 1:0 contra Alemania Federal en la final de la copa. A pesar de no lucirse como en el Mundial anterior, Maradona fue premiado con el Balón de Bronce.


Tras el Mundial, Maradona despidió a su representante Guillermo Cóppola y contrató a Marcos Franchi. En la parte futbolística, la temporada 1990/1991 comenzaría exitosamente al ganar en el mes de diciembre la Supercopa de Italia. Sin embargo, no finalizaría de la mejor manera ya que daría positivo en un control antidopaje por primera vez en su carrera. 

El 17 de marzo de 1991, por la fecha 25º, el Nápoles le ganó por 1:0 al AS Bari con gol de Gianfranco Zola. Tras el partido Maradona fue elegido para el control antidopaje, que finalmente daría positivo por cocaína. La Federación italiana le impuso una sanción que lo alejaría de los estadios durante quince meses, sanción que fue ratificada por el Comité de Apelación.

Maradona decidió volver a la Argentina el 1 de abril, y se instaló en Buenos Aires. El 26 de ese mismo mes un operativo policial allanó el departamento que Maradona tenía en el barrio de Caballito. El jugador se encontraba con dos amigos y fueron halladas drogas en su poder, por lo que fue detenido por la policía. Un día después, tras el pago de una fianza de 20 mil pesos, fue liberado. 

Si bien no se le inició un proceso penal, la jueza Amelia Berraz de Vidal le ordenó someterse a un tratamiento de rehabilitación. La justicia italiana lo condenó, en septiembre de 1991, a 14 meses de prisión en suspenso por tenencia de estupefacientes.
 www.zanox.com
Si te ha gustado el artículo inscribete al feed clicando en la imagen más abajo para tenerte siempre actualizado sobre los nuevos contenidos del blog:


A proposito de Marisa Belèn Repetto

DeporShow es un espacio destinado al estudio del uso del lenguaje y de aspectos narrativos y éticos del periodismo en general, y del periodismo deportivo en particular. Es un blog dedicado a todos los deportes, fundamentos técnicos y táctica. Biografías e Historias de Vida. Ilustrado con fotos y vídeos.

Espero que esta publicación te haya gustado. Si tienes alguna duda, consulta o quieras complementar este post, no dudes en escribir en la zona de comentarios. También puedes visitar Facebook, Twitter, Google +, Linkedin, Instagram, Pinterest e Feedly donde encontrarás información complementaria a este blog. COMPARTILA EN!

1 commentarios:

  1. Magnifica esta serie sobre Maradona en varios capítulos, totalmente objetiva, considerando solamente el excepcional jugador que Diego fue.

    ResponderEliminar

Copyright © 2015 DeporShow

Designed by Templatezy