9 de febrero de 2017

Qatar la selección multinacional al amparo de los millones que genera el petróleo.

Posted By: Marisa Belèn Repetto - febrero 09, 2017

El seleccionado de Qatar es un equipo de abierto a todas las nacionalidades.
Qatar resulta un enigma. Es el país más joven en ser designado como sede de un Mundial. Obtuvo su independencia en 1971, tras firmar un acuerdo con el Reino Unido y sumarse a la Liga Árabe. Así, se incorporó como miembro de la ONU.

Desde entonces, al amparo de los millones que genera el petróleo que brota de sus suelos, el país no paró de crecer: en su economía, en su infraestructura, en su población (en 1986, por ejemplo, vivían poco más de 350.000 personas; hoy lo habitan 2,2 millones), en su capacidad para mostrarse al mundo desde su breve península. El deporte les sirve como espejo y/o como caja de resonancia. Es uno modo de exhibirse.
qatar-seleccionado
El seleccionado de handball (nacido de un deporte que parecía ajeno a este territorio) se convirtió en un emblema: como local, el año pasado, llegó a la final del Mundial frente a Francia. Logró ese subcampeonato con dinero: nacionalizó extranjeros destacados y hasta contrató hinchas españoles para que aportaran su ruido y su pasión comprada.

Ahora, el fútbol emula ese modelo: el uruguayo Jorge Fossati convocó a 15 futbolistas extranjeros para la doble fecha inaugural de la tercera fase -la decisiva- de las Eliminatorias de Asia para el Mundial de Rusia 2018. Dos de Francia, dos de Ghana, dos de Sudán, dos de Brasil y uno de cada uno de estos países: Guinea, Senegal, Argelia, Arabia Saudita, Cabo Verde, Bahrein y Uruguay (el delantero Sebastián Soria, curioso símbolo del fútbol qatarí).
Leer tambièn: FIFA aumenta de 32 a 48 los equipos presentes a partir del Mundial 2026.
Todos ellos juegan en la creciente Liga de Qatar, la Stars League. Un detalle cuenta la voluntad de aprendizaje: son extranjeros los entrenadores de los 14 equipos de la élite. Y en la última temporada hubo sólo un qatarí entre los diez máximos goleadores del torneo. Entre ellos hubo un argentino: el santiagueño Sebastián Sáez, del Al Wakrah.

No hay casualidad en tanta inversión: Qatar cuenta hoy cuenta con el mayor ingreso per cápita del mundo. Con una particularidad: menos de un cuarto de la población nació bajo ese calor que no sabe de inviernos. Los demás son extranjeros dispuestos para los negocios o contratados para prestar servicios (sobre todo los más arduos, como la construcción de estadios de cara al Mundial de 2022, que ya acumula más de 1.500 muertos). El concepto es inequívoco: lo que no se tiene, se compra. Poco importa el precio. En eso anda también este fútbol con pretensiones universales.
Si te ha gustado el artículo inscribete al feed clicando en la imagen más abajo para tenerte siempreactualizado sobre los nuevos contenidos del blog:
http://deporshow.blogspot.com/feeds/posts/default

A proposito de Marisa Belèn Repetto

DeporShow es un espacio destinado al estudio del uso del lenguaje y de aspectos narrativos y éticos del periodismo en general, y del periodismo deportivo en particular. Es un blog dedicado a todos los deportes, fundamentos técnicos y táctica. Biografías e Historias de Vida. Ilustrado con fotos y vídeos.

Espero que esta publicación te haya gustado. Si tienes alguna duda, consulta o quieras complementar este post, no dudes en escribir en la zona de comentarios. También puedes visitar Facebook, Twitter, Google +, Linkedin, Instagram, Pinterest e Feedly donde encontrarás información complementaria a este blog. COMPARTILA EN!

2 commentarios:

  1. Catar ha destacado en competiciones juveniles. Avanzaron a la final de la Campeonato Juvenil de la FIFA de 1981, perdiendo ante la entonces Alemania Occidental. Se clasificaron para el torneo después de terminar subcampeones del Campeonato Asiático Juvenil, perdiendo ante Corea del Sur en la final. También organizaron la Copa Mundial de Fútbol Juvenil de 1995 donde lograron un solo punto ante Rusia en la inauguración del torneo, empatando a un gol obra de su figura Al Enazi.
    Por otra parte, Catar terminó cuarto en la Copa Mundial de Fútbol Sub-17 de 1991 tras coronarse campeón asiático del Campeonato Sub-16 de la AFC en 1990. En este último torneo han alcanzado el subcampeonato en cinco oportunidades en 1985, 1986, 1992, 1994 y 1998.
    A fin de mantener su éxito en estas categorías, los cataríes han volcado su atención en el desarrollo de la juventud especialmente a través de la Academia ASPIRE de Excelencia en el Deporte que se inició en septiembre de 2004.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La fuerza de los petrodòlares. Gracias por comentar.

      Eliminar

Copyright © 2015 DeporShow

Designed by Templatezy